Hacer radio: el aire como objetivo final

hacer radio

 

Para hacer radio, a veces pareciera que con un micrófono y una idea podríamos completar un espacio de aire. Como si sólo fuera necesario tener un mensaje que transmitir. Es probable que no lo logremos si solo salimos con mucha voluntad.

En realidad, detrás de cada emisión existen gran cantidad de esfuerzos.  Lograr la pauta publicitaria, conseguir los contenidos, producir las entrevistas, cubrir las expectativas que el público tiene del medio. La radiodifusión es compleja, al igual que la responsabilidad de dar mensajes de forma masiva.

lugar en la grilla

Quizás, es oportuno comenzar teniendo en cuenta algunos factores que son parte inherente de cualquier medio de comunicación. Debemos saber qué espacio se destinará para nuestro proyecto en la grilla de horarios. La programación puede ser horizontal o vertical. Cuando hablamos de horizontalidad estamos refiriéndonos a un tramo horario fijo, todos los días, o por lo menos de lunes a viernes. Por otro lado, si la disposición es vertical, implica que es un determinado día en un determinado horario.

Una vez que tenemos la duración y la frecuencia, debemos analizar en qué horario será emitido y  a quiénes irá dirigido. El público no espera lo mismo de un programa matutino, que de uno vespertino. Desde el punto de vista comercial, lo sustancial es preservar al oyente.

Para dar un ejemplo. Un programa de dos horas de duración, que se emite desde las 14 a las 16hs; una vez por semana, los días viernes. Si de noticias se tratara podrían incluirse todas las que correspondan al plazo de una semana (desde su último aire).

Tipo de programa

Nos faltaría incluir qué tipo de programa buscamos implementar. Si el formato elegido es un magazine, deberá ser apto para todo público y que capte la atención de adultos (hombres y mujeres).  Este grupo representan la mayoría de las personas que escuchan radio en ese horario. Luego, deberemos adaptarnos a la línea del medio al que pertenecemos. Es decir, si normalmente la plataforma emite más música que debates, quienes lo consumen esperen encontrar ese tipo de contenidos, más allá del horario.

Temática

Es necesario elegir prudentemente el material a incorporar y también cómo lo presentamos, en la forma opuesta podría generar pérdida de audiencia. El impacto de cambiar repentinamente la temática, es tal como encender la televisión para ver TN, C5N o cualquier canal de noticias y encontrarse con una película.

Prueba piloto

Cuando el programa ya está planteado y adquiere una identidad, se realiza una prueba piloto. Esta sirve para hacer modificaciones, mejoras, agregar o quitar cosas. Lo mismo sucede con quienes lo conducen, se van perfeccionando para el tipo de programa, imprimiéndole su estilo e impronta. El factor común en las radios son formas o herramientas que están pautadas para lograr la mejor calidad posible en el producto. A continuación mencionaremos alguna de ellas.

Como hablar

Haciendo hincapié en la postura frente al micrófono, se recomienda que al hablar, lo correcto es estar sentado derecho. Esto incluye tener las dos plantas de los pies apoyadas en el piso, con las piernas rectas y la espalda derecha. El micrófono debe estar separado por entre 15 y 20 centímetros. Su posición es, siempre que sea posible, inclinado hacia abajo y por encima de la boca. Se coloca así para lograr mejor circulación del aire y buena proyección al modular adecuadamente. Si estuviera colocado por debajo, generaría la necesidad de plegar el cuello y la garganta, que cambia notoriamente el sonido de la voz. La respiración debe ser silenciosa y tranquila. Las oraciones deben ser simples y decirse de forma lenta o pausada. 

Buenas costumbres

Es costumbre que los programas sean presentados y despedidos por el conductor. Al mismo tiempo que los otros integrantes de la mesa no deben pronunciarse hasta que son presentados. Tampoco harán comentarios después del cierre del programa. Quien dirige la mesa es el conductor y es a quien más debe oírse, los demás integrantes  acompañan y lo complementan. En las entrevistas, quien mencionará al entrevistado también deberá ser el conductor, y cada ocho o doce minutos deberá repetir el nombre del interrogado, junto con unas pequeñas palabras para que lo identifiquen los oyentes. Ej: “Estamos hablando con el doctor Pedro López, jefe de la unidad de neonatología del hospital Alemán”.

Institucionales

Fomentar la difusión del medio y el programa, es importante que luego de cada tanda publicitaria, o una vez por bloque. Para esto se recomienda la mención del nombre del programa, la frecuencia y el nombre de la estación. A este núcleo de información se lo llama “institucionales”. Hoy en día se complementa con que todos los medios, tienen cuenta en las redes sociales, o por lo menos en las principales, que son: Twitter, Facebook, Instagram y Youtube. Se las sigue en tiempo real para poder obtener de forma rápida el feedback del público. La relación entre las redes y las radios es cíclica. Por la radio se promocionan las redes, y  a través de ellas se promociona a la radio.

Profesionalidad

Algo definitorio en la construcción del comunicador es qué tipo profesional desea ser. Para esto deberá cuidar la calidad de los mensajes que emite; ya que los medios son formadores de opinión. Por ende las declaraciones tienen consecuencias. Poseen la capacidad de influenciar y la responsabilidad será de cada periodista. Es tarea de todo radio aficionado multiplicar las buenas costumbres y generar un clima que agrade al público para buscar su fidelidad.

Por Guada Mendive Serrano para Informados Diadio