Se confirmó que el portero inglés Gordon Banks murió hace unas horas a las ochenta y uno años de edad. Por esta razón todo el planeta del futbol está de luto, puesto que ha perdido unas de las figuras más simbólicas en la historia de este deporte.

Uno de los legados más trascendentales del arquero fue haber logrado la mejor atajada en la historia de las Copas del Mundo. En todo logro hay una historia poco famosa detrás que forjó la proeza. Este es el caso de la parada que logró el inglés sobre el astro brasileiro Pelé.

El jugador de la selección de Inglaterra descubrió en su instante que el calor y la dureza de las canchas de las sedes de la Copa del Planeta de México mil novecientos setenta demandarían mayor preparación de los porteros, declaraciones que efectuó a escasos días del comienzo del campeonato mundialista.

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Las condiciones de los terrenos de juego norteamericanos provocarían mayor desgaste físico de los jugadores y producirían rebotes irregulares para los porteros, lo que sería más bastante difícil para los arqueros atajar balones complicados.

Banks se percató de que los metas mexicanos y sudamericanos empleaban una talla más grande de guantes de lo normal. En ese espacio que sobraba le ponían una cubierta de goma agujerada en las palmas y dedos. Con esto los arqueros ganaban mayor control del balón, reducían los rebotes tras la primera atajada y reducían el impacto del remate de gran distancia.

Es decir, el jugador del Leicester City todavía no utilizaba guantes profesionales, en vez de eso empleaban guantes de jardinería menos resistentes, menos gruesos y más pequeños. Gordon quedó estupefacto tras descubrir el género de guantes que empleaban porteros como Ignacio Calderón de la selección mexicana, Felix de la selección brasileira o bien Ladislao Mazurkiewicz de la selección uruguaya.

(Foto: Atrapa de vídeo)
(Foto: Atrapa de vídeo)

El inglés se dio cuenta de la diferencia en el material de los guantes entre aquéllos que utilizó anterior al certamen mundialista y a lo largo de la Copa del Planeta. El oriundo de la urbe de Sheffield lo verificó cuando mandó a tiro de esquina un cabezazo del astro brasileiro Pelé, remate que parecía inatajable por la velocidad y la localización que llevaba el balón.

Sin embargo, gracias a esta nueva herramienta y a su “atajada del siglo” medró la historia legendaria de Gordon Banks como de los mejores porteros en la historia del fútbol, al lado de otros nombres de la talla de Lev Yashin, Dino Zoff, Gianluigi Buffon, Iker Casillas, entre otros muchos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here