Ambas llegaron en dos mil dieciseis. Primero la Renault Duster Oroch, que inauguró un nicho hasta ese instante inexistente en el país: el de las pick up’s que por tamaño se sitúan entre las chicas tradicionales -Volkswagen Saveiro- y las medianas -Toyota Hilux-. Meses después llegó la Fiat Toro.

La rivalidad teorética no lo fue tanto en la práctica, en tanto que las estrategias de las marcas fueron muy, muy diferentes. La Toro se ofreció solo diésel, con un completo equipamiento y coste más elevado; la Oroch solo naftera, con caja manual, tracción simple y costo más violento. De este modo cada una se fue abriendo camino.

La aparición del motor naftero para la Fiat y de la tracción 4×4 para la Renault significó un acercamiento de los productos. Justamente esas versiones son las que Infobae puso cara a cara para advertir semejanzas, diferencias y recalcar lo que ofrecen a quien busca una “chata” de 5 plazas sin caer en una mediana.

Visualmente la Toro recibió un trabajo más original, sensación que aumenta por el hecho de que no derivó estéticamente de otro producto -si bien comparte la plataforma del Jeep Renegade-. La Duster Oroch, como su nombre lo señala, está basada en el SUV chaval homónimo. Las dos son doble cabina y 4 puertas.

La Renault Duster Oroch es variación Outsider Plus, nivel de equipamiento que luce defensas frontales con faros incorporados, salvabarros en plástico negro, barras de techo y de protección en la luneta, y tela “marítima” para cubrir la caja de carga.

A pesar de ser la opción más alcanzable en la gama del modelo, la Fiat no se muestra como una versión “base”. Cambió las llantas, que lucen otro diseño. Como la Oroch son de dieciseis pulgadas con neumáticos de medida 215/65. Punto a favor para ambas: la rueda de socorro es de tamaño original.

El motor de la Renault es un veinte de ciento cuarenta y tres CV -diecinueve con nueve kgm de torque a cuatro mil rpm- asociado a una caja manual de 6 marchas, al paso que el de la Fiat es un dieciocho de ciento treinta CV -diecisiete con cuatro kgm a tres mil setecientos cincuenta rpm-, mas vinculado a una transmisión automática, asimismo de sexta.

Ninguna de las 2 ofrece otra alternativa de caja de cambios. En la Fiat es automática, suave en el pasaje de marchas y ofrece una función manual desde el selector o bien unas levas tras el volante. En la Renault es manual -las dos de seis velocidades-, con recorridos cortos y precisos.

Una una gran diferencia entre los productos es la tracción, en tanto que la 4×4 de la Oroch le deja adentrarse en terrenos off-road. Su sistema inteligente ofrece 3 modos de funcionamiento: 4×2 (tracción simple), Auto (reparte conforme las necesidades) y Lock (bloquea 50/50 el torque sobre cada eje). Se mueve con soltura tanto en la arena como en el barro ligero (no tiene reductora).

La gran ventaja de la Fiat está en la dotación de seguridad, con control de tracción, estabilidad y 7 airbags (frontales, laterales, de cortina y de rodilla para el conductor). Es el punto más enclenque de la Oroch, que no ofrece -debería- las ayudas activas a la conducción y cuenta con apenas 2 bolsas de aire.

En equipamiento de confort la Toro asimismo saca una ventaja, con climatizador automático bizona, cámara de marcha atrás y una mejor situación de manejo, merced al volante que regula en profundidad. La Oroch se conforma con control de velocidad crucero y un sistema multimedia con pantalla más grande y GPS.

El punto en favor de la Renault es en las plazas traseras, donde hay más espacio para los pasajeros, que van a viajar más cómodos que en la Fiat. En lo que se refiere a las cajas de carga, las dos marcas declaran una capacidad de seiscientos cincuenta kilogramos (en las Toro diésel es de mil kilogramos).

Fabricadas en Brasil, en concepto de calidad general percibida la Toro está un peldaño por arriba, con materiales más agradables al tacto, encajes más cuidados y un diseño más esmerado. En este punto la Oroch es más “rústica”.

En materia de costo La Duster Oroch 4×4 Outsider Plus cuesta dólares americanos 845.200, y la Toro Freedom 4×2 AT6 cotiza a dólares americanos 852.500, conforme listas oficiales de costes de marzo.

En resumen, al paso que la Renault ofrece caja manual, el plus de la tracción 4×4 y mayor espacio en las plazas traseras, la Toro le responde con calidad interior superior, caja automática y más equipamiento de confort y seguridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here