El fiscal Federico Delgado anunció que va a dejar la Justicia: “Mi ciclo está cumplido”


El fiscal Federico Delgado
El fiscal Federico Delgado

Comenzó su carrera en la Justicia como meritorio a los diecinueve años. El día de hoy tiene cuarenta y nueve y en el último tiempo le tocó trabajar en expedientes de alto impacto mediático. El fiscal federal Federico Delgado anunció que próximamente abandonará Comodoro Py. “Creo que mi ciclo como fiscal en la primera instancia está cumplido”, le afirmó a Luis Novaresio en A24.

“Me tocó trabajar mucho, prácticamente siempre y en toda circunstancia bien. Mas en un instante los costos personales son tan altos que dejan de ser una frustración personal y comienzan a afectar la vida personal“, explicó.

Y continuó: “Llega un instante en que uno debe saber que los cambios son precisos. La Justicia precisa el oxígeno de los pibes. La Argentina en ocasiones fatiga y las situaciones asimismo. Trabajar en un trapecio sin la red abajo fatiga”.

Delgado dio a conocer esta resolución tras haber trazado un crudo panorama sobre el funcionamiento de la Justicia: “Es esencial que la mayor parte de la gente que se calla hable. Por el hecho de que con el silencio asimismo se construye. En el instante de que la enorme mayoría hable y pierda el temor. La Justicia es demasiado seria para dejarla a cargo de pocos tipos”.

“La Justicia se separó de la Constitución”, “la ley se emplea como un arma” y “estamos todos en libertad condicional”, son ciertas oraciones que Delgado usa desde hace unos años para ilustrar el planeta en el que desempeña funciones. “La Justicia hace cualquier cosa menos justicia”, resumió a lo largo del documental.

“Hay una sensacional empresa comercial montada en derredor de la cuestión judicial habitada por servicios de inteligencia,  políticos, empresarios, cronistas, judiciales; esto viene desde hace bastante tiempo y es resultado de un proceso”, describió.

“Estamos asistiendo a una humillación y normalmente la institucionalidad argentina tiene una enorme crisis de autoridad, de legitimidad, la Justicia no escapa a eso y es tan grave como la economía, por el hecho de que nos quedamos sin sitio donde nos refugien”, agregó.

“La ley se desvaloriza poco a poco más, es prácticamente lo que menos importa —sentenció Delgado—. Cualquiera hace cualquier cosa y no hay costos. Todo eso marcha  por el hecho de que hay una enorme alianza de indiferentes que hacen que estas cosas se conserven en el tiempo”.

Y graficó: “La Justicia se ha transformado en una cosa formal, un conceptualismo, y bajo esa testera es un enorme mar revuelto, y en un mar revuelto hasta el agua cristalina semeja negra”.

Noticia en desarrollo…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *