En esta imagen del ocho de agosto de dos mil diecisiete, se ve el logotipo de The Walt Disney Co. en una pantalla sobre la Bolsa de Valores de la ciudad de Nueva York (AP Foto/Richard Drew, Fichero)
En esta imagen del ocho de agosto de dos mil diecisiete, se ve el logotipo de The Walt Disney Co. en una pantalla sobre la Bolsa de Valores de la ciudad de Nueva York (AP Foto/Richard Drew, Fichero)

Disney completó su adquisición de los negocios de entretenimiento de Fox, poniendo a “La Cenicienta”, “The Simpsons”, “Star Wars” y “Spider-Man” bajo un solo techo corporativo.

Es posible que el pacto altere el panorama de los medios de comunicación. Entre otras muchas cosas, allana el camino a fin de que Disney lance su servicio de streaming, Disney Plus, que está programado a salir a lo largo de este año.

Al adquirir los estudios responsables de “The Simpsons” y X-Men, Disney pretende competir de mejor manera con las compañías tecnológicas como Amazon y Netflix por la atención, y los dólares americanos, de los espectadores.

Disney precisa programas de TV y películas atractivos para convencer a los televidentes a anotarse y abonar por un nuevo servicio de streaming. Ya cuentan con dibujos tradicionales animados, “Star Wars”, Pixar, los Muppets y ciertos personajes de Marvel. Con Fox, Disney podría agregar a los X-Men de Marvel y a Deadpool, como ciertos programas que se transmiten en canales de Fox y en FX Networks y National Geographic. Entre las producciones de Fox asimismo se incluyen “The Americans”, “This is Us” y “Modern Family”.

El pacto ayuda a Disney a supervisar todavía más sus programas de TV y películas desde el principio hasta el final – desde la creación de programas hasta su distribución en canales de T.V., salas de cine, servicios de streaming y otras formas. Disney conseguiría valiosos datos sobre los usuarios y sus hábitos de entretenimiento, y usarlos con fines de mercadotecnia.

El directivo general de Disney Bob Iger afirmó en el mes de febrero que Disney Plus y otros negocios directos al consumidor son la “prioridad número uno” de Disney.

Las compañías de cable y telecomunicaciones han estado adquiriendo a empresas que generan programas y películas para competir en el alterable panorama del entretenimiento. Si bien distribuidores de internet como AT&T; y Comcast controlan de manera directa el acceso de sus clientes del servicio a internet de la forma en que Amazon, YouTube y Netflix no pueden, todavía encaran amenazas conforme esos servicios de streaming aumentan su popularidad.

El año pasado AT&T adquirió Time Warner por ochenta y uno millones de dólares y ya lanzó su servicio de streaming, Watch TV, que cuenta con canales de Time Warner como TBS y TNT, como otras cadenas, por quince dólares estadounidenses por mes.

(Con información de AP)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here