(Reuters)
(Reuters)

Luego de las denuncias de activista por los derechos humanos de que el Capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo murió tras ser torturado por agentes de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), el régimen de Nicolás Maduro reconoció el hecho este sábado a través de un comunicado oficial.

El régimen informó de que el propio Maduro pidió al titular del Ministerio Público, Tarek Saab, «una completa y exhaustiva investigación» que esclarezca este fallecimiento, que calificó como «lamentable».

«Esperamos que la actuación expedita del Ministerio Público proporcione expedita respuesta a la solicitud hecha por el presidente (…) en aras de preservar la paz y el buen desarrollo de la justicia», se añade en el texto.

Más temprano, el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, a quien más de 50 países reconocen como presidente interino de Venezuela, había denunciado la muerte de Acosta Arévalo tras haber sido torturado.

Rafael Acosta Arévalo
Rafael Acosta Arévalo

Simultáneamente a la divulgación del comunicado del régimen de Maduro, Guaidó reiteró su condena del hecho y llamó nuevamente a la familia militar a desconocer al líder chavista.

«Confirmamos el asesinato del capitán de corbeta Acosta Arévalo, habíamos denunciado el día martes su desaparición, junto a otros 6 oficiales, y hoy se confirma su asesinato luego de haber sido torturado brutal y salvajemente«, dijo en una declaración transmitida en sus redes sociales.

De acuerdo con informaciones de la prensa venezolana, Acosta Arévalo fue detenido el pasado 21 de junio por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), sin que se indicaran entonces de inmediato los motivos de su aprehensión.

El régimen de Maduro denunció el miércoles que desactivó un golpe de Estado que se produciría entre el 23 y 24 de este mes, y que incluía el asesinato de los principales líderes del chavismo.

Un día después el fiscal general informó de que Acosta Arévalo formaba parte del plan, y que estaba siendo investigado junto a otros 13 civiles y militares.

Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de petróleo en el planeta, atraviesa una acuciante crisis que se agudizó en enero pasado, cuando Maduro juró un nuevo mandato que no reconocen la oposición y parte de la comunidad internacional y, en respuesta, Guaidó proclamó un Gobierno interino.

La Administración de Guaidó cuenta con el apoyo de más de 50 países, con el de Estados Unidos a la cabeza, pese a que no controla la burocracia o las Fuerzas Armadas del país.

A finales de abril pasado, Guaidó lideró junto a un grupo de militares una fallida rebelión, que desembocó luego en protestas antigubernamentales en las que murieron al menos 5 personas, casi 100 resultaron heridas y se practicaron más de 200 arrestos durante las manifestaciones.

Saab, dijo el pasado día 11 que por los hechos de abril hay 17 detenidos y que otros 17 son investigados.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Un militar venezolano fue torturado y asesinado por agentes de la Contrainteligencia chavista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here