Los padres de Brian Aguinaco, el chico de 14 años que fue asesinado por delincuentes en el barrio del Bajo Flores en diciembre de 2016, celebraron la condena a cadena perpetua para Luis «Yun» Gómez, el único detenido por el caso.

Eliana Passada y Fernando Aguinaco describieron con lágrimas en los ojos y en un cuadro de congoja y emoción las sensaciones después de que los jueces del Tribunal Oral Criminal Nº 1 dictaran la pena máxima para quien conducía la moto al momento del crimen.

«Hoy acá se demostró que la justicia existe. Ahora nuestro hijo va a descansar en paz«, reflexionó Fernando Aguinaco ante un mar de periodistas, a la salida de la misma sala donde en 2015 se condenó a cadena perpetua a Jorge Luis Mangeri por el asesinato de Ángeles Rawson.

«Tenemos que agradecer a nuestros abogados, a la fiscal, a los jueces, que teníamos miedo de ellos, pero la verdad es que dieron un gran ejemplo», afirmó la mamá del pequeño, que sostenía una foto de Brian en su mano durante toda su intervención.

«Esto ahora es una etapa terminada. Y duele también. Sólo queremos que ahora Brian esté en paz y que, por favor, no se lo nombre más. A él nunca le gustó la exposición ni todo esto de las fotos, pero nosotros necesitábamos que se hiciera justicia. Sólo pedimos que no se lo nombre más«, agregó Passada.

(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

Si bien el autor del crimen, un menor de edad de iniciales B.G., se encuentra en Perú, los padres recibieron con conformidad la sentencia dictada por los magistrados Adrián Pérez Lance, Fernando Ramírez y Luis Salas.

«Esperábamos que el que manejaba la moto se haga cargo y que pague lo que tenga que pagar. La verdad que hoy la Justicia demostró estar a la altura», afirmó Fernando Aguinaco.

Los padres de Brian confirmaron que, durante un cuarto intermedio, se vivieron momentos de tensión con los familiares del acusado: «Los de la banda nos miraban y se reían. Eso fue una falta de respeto», dijo el padre.

El abuelo de Brian, Enrique Aguinaco (Maximiliano Luna)
El abuelo de Brian, Enrique Aguinaco (Maximiliano Luna)

Por su lado, el abuelo de Brian, Enrique Aguinaco, también se mostró emocionado con la sentencia. El hombre fue quien manejaba el auto en el que viajaba el pequeño al momento de sufrir la herida en el cuello.

El abuelo había intentado pasar por el lugar del crimen para intentar persuadir a los motochorros de un ataque a dos mujeres en plena calle y terminó por sufrir la tragedia con su nieto.

«Nadie me llamó en ese momento. Yo fui porque accedí a ese pedido de auxilio, sin pensar que llevaba a mi nieto al lado. Realmente, es tremendo lo que yo siento adentro. No lo puedo decir en palabras», dijo Enrique Aguinaco.

Y realizó un pedido a la Justicia: «Espero que ahora se dicte una ley para todo aquel que mate, porque el que mata no tiene que tener edad. Tiene que ser castigado como se debe, no importan los años que tenga».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here